Etiquetas

   Suelto en el mar un hombre ruge: ¡La vida es el mejor regalo que nos dio la muerte!

Brillan las alas y sus pupilas. Nadie puede, salvo ellas, derramar versos en esas horas. Ya  mi cabeza canta  poesía, cuando  mis manos,  lejos de verdes moscas, plantan lirios sobre pájaros ciegos.

Tú, hombre, qué ruges sobre  cabelleras de lluvias en duelo, tú hombre, encuentra la estrofa… encuentra los tigres.

Florencia O’Donnell

Tú, hombre qué ruges

Anuncios